¿Qué es la renovación del paro?

Los obreros que piden y consiguen una prestación contributiva o un subsidio por retiro del servicio público de cargo estadal (SEPE), tienen como deber inscribirse y conservarse durante todo el periodo que persista la recaudación de dichas prestaciones.

Renovar paro

Como solicitantes de cargo en el INEM, señala que están impuestos para: "Restablecer la petición de cargo en la forma y plazos que se establezca en el documento de modificación de la solicitud y presentarse, cuando haya sido anticipadamente citado, delante de la entidad gestoría, los bienes públicos de ocupación o las sucursales de distribución cuando desplieguen agilidades en el ámbito de cooperación con aquellos".

Este tema es muy sustancial, ya que si no acatamos con este convenio y dejamos de estar anotados como solicitantes de ocupación porque no lo hemos modificado, los resultados serán una disminución parcial o absoluta de los montos que estamos recibiendo por despido (tanto por prestación como por subsidio), si no hemos sellado la modificación de nuestra solicitud de ocupación en su fecha y nos damos cuenta, primeramente lo que debemos hacer es sellarla lo más rápido posible.

Si se trata de una demora de dos o tres días, es probable que no tenga ningún efecto, dependiendo de la asociación autonomía que vivamos (No todas comparten el mismo razonamiento). Si la tardanza es mucho mayor, nos llegara un informe de la agencia de ocupación notificándonos que se nos atribuye una infracción funcionaria leve por la que se nos castiga de la siguiente forma:

La primera vez que no sellemos en el tiempo que está estipulado, malgastaremos un mes de paga por despido, que queda absorto durante el periodo de ese mes sin que recobre luego las sumas no cobradas. La segunda vez la carencia y detención del salario permanecerá por tres meses. La tercera vez será inhabilitado por un periodo de seis meses. La cuarta vez perderá todo el beneficio y la oportunidad para un siguiente pago.

Ciertamente, esta información de los negocios de ocupación, es un documento de oficios administrativos que logramos objetar con alegaciones y que dará lugar en todo argumento a una norma escrita, que pueda ser requerida por nosotros en el acceso administrativo y seguidamente legal.

Pero estos bienes y refutaciones no tienen habitualmente mucho camino, porque hablamos de hechos muy precisos y cuya experiencia es muy evidente. Si no hemos sellado la modificación y estamos recibiendo pagos o beneficios y pocos fundamentos de justificación, podemos ser penalizados, lo mejor es impedir que esto suceda.

De cualquier forma, se puede lograr que apaleemos a la posibilidad de evidenciar algo que impida la penalidad si logramos aclarar que tenía una causa lógica para no asistir a sellar el paro, por ejemplo, puede que se trate de alguna enfermedad, incidente o que hacíamos un compromiso público estando en comités o en mostradores electivos, asistimos a un asunto de clasificación individual, entre otros.

¿Qué es sellar el paro?

Cuando nos registramos en el INEM como solicitantes de cargo, se nos concede un escrito nombrado petición de ocupación o comprobante DARDE que es la que confirma que nos encontramos en un momento de legal despido.

Se manifiestan en el documento los tiempos puntuales en que consistimos necesario renovar la solicitud de ocupación que sería cada tres meses. Esto representa que tenemos el deber cada tres meses y en el tiempo específico que se nos dice de presentarse en la agencia de cargo para notificar que seguimos en estado legal de suspensión.

¿Cómo sellar el paro?

Presencialmente, asistiendo en persona a el departamento de oficio en los momentos en que esté disponible. Si nos hallamos lejos de la agencia de trabajo y no nos es alcanzable aparecer en ella es conveniente asistir a un departamento de empleo que nos quede más cerca.

De todas formas, como sabemos los vencimientos de modificación con considerable anterioridad, es recomendable impedir que suceda esto. Si la agencia de trabajo en la que correspondemos aparecer se encuentra cerrada por cualquier cosa, convendría modificar por internet, si no es accesible, deberá manifestarse en ella el día en el que vuelva abrir.